Eventisimo

Menos es más en la decoración minimalista

Armonía, neutralidad, sencillez y elegancia, son las claves de una decoración minimalista. Si lo que queremos es organizar un evento entorno a este concepto, deberemos alcanzar el equilibrio entre lo que se presenta y el lugar elegido para hacerlo, adaptando las diferentes opciones decorativas propias de esta tendencia.

El minimalismo, proviene de una corriente artística que solo utiliza elementos mínimos y básicos y elimina los elementos sobrantes, reduciéndose a lo esencial. Como tendencia artística, ésta surgió en la década de 1960 a partir del uso de la abstracción, el purismo funcional y estructural, la austeridad y la síntesis. Además, tiene su reflejo en una filosofía o forma de vida que propone dedicarse a lo importante, descartando todo lo innecesario. Una definición que encaja a la perfección si lo que queremos es adaptar esta tendencia a la industria de la organización de eventos.

Pero la decoración minimalista no tiene por qué estar ausente de flores, no tiene por qué utilizar el color blanco exclusivamente, si no que debemos tener en cuenta otros elementos. La luz, el entorno y los materiales utilizados deben ayudarnos, no a eliminar los elementos importantes, si no los que están de más. Es fundamental que los elementos decorativos seleccionados tengan un papel protagonista y estén en armonía con el entorno, con la totalidad.

En este sentido, se puede hacer uso de los colores, siempre que nos centremos en los neutros, manteniendo una sobriedad en el resto de colores utilizados. El orden y la repetición de los elementos clave, deben destacar por la pureza de sus líneas decorativas, y las formas deben ser simples, evitando formas geométricas exageradas.

Actualmente, este tipo de decoración se puede adaptar a cualquier tipo de evento. Eventos corporativos, convenciones, ruedas de prensa, presentaciones, cenas de gala o congresos. Las empresas son las que más suelen utilizar esta tendencia para sus eventos corporativos. La elegancia está siempre en las cosas básicas.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this pageEmail this to someone

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply